Ponernos en manos -nunca mejor dicho- de profesionales de masajes eróticos en Madrid centro es una opción muy buena para olvidarnos de los problemas, tener un rato de relajación y liberar diferentes tensiones o ansiedades que podemos, durante el día, almacenar en nuestro cuerpo.

A través de diferentes masajes de todo tipo, conseguirás llegar al climax del placer y la tranquilidad. Uno de estos masajes es el Lingam, un masaje que se realiza directamente en la zona genital, lugar donde se ubica el chakra sexual que simboliza la unión entre mente, espíritu y cuerpo. Con este masaje se consigue la relajación total del hombre para lograr que conecte con la parte más sensible. El objetivo es claro: explorar una nueva forma de placer completamente independiente del orgasmo.

Se trata, entre otros masajes eróticos en Madrid centro, de uno de los más demandados, pero ¿cómo se realiza? El hombre debe acostarse siempre de espaldas, elevando el torso y la cabeza y con los genitales expuestos con las rodillas flexionadas.

En el masaje se puede usar aceites lubricantes sobre los testículos, iniciándose un masaje sensual sobre los mismos. A medida que se incrementa la relajación y el placer, se continúa acariciando otras zonas como el hueso público y el pirineo.

El individuo debe permanecer tranquilo, pero respirando profundamente, manteniendo la mirada con la masajista, que debe alternar ambas manos, repitiendo movimientos hacia arriba y abajo. Tras esto, presionará la cabeza del Lingam y comienza un relajante masaje. Se evitará la eyaculación en un primer momento para acabar masajeando el perineo, entre el ano y los testículos y con la mano izquierda, mientras con la derecha estará acariciando el Lingam.

Desde Masajes Eróticos Estrella te explicamos qué es el masaje Lingam. ¡Ven a probarlo! Consulta el resto de tus servicios que ponemos a tu disposición.